El Centro Excursionista de Chelva tiene su sede social en Chelva, que es un municipio de la comarca administrativa de Los Serranos, provincia de Valencia (Comunidad Valenciana, España), situado a 68 Km. al noroeste de la capital de provincia, por la carretera CV-35 y próximo a las provincias de Castellón, Teruel y Cuenca.

 

 web oficial de turismo CV
Los Serranos
La comarca de Los Serranos está situada al noroeste de la provincia de Valencia, entre las provincias de Castellón, Teruel y Cuenca. Se trata de una comarca de interior, con una pobre economía eminentemente agrícola y forestal y que presenta núcleos de población pequeños y muy diseminados (Aras de los Olmos, Alpuente, Titaguas, Tuéjar, La Yesa, Benagéber, Villar del Arzobispo, Andilla, etc.).
Se encuentra ubicada al sur del Macizo del Javalambre (2.020 m.), dentro del Sistema Ibérico, con una altitud que varía entre los 181 m. en el río Turia, en Pedralba, y los 1.545 m. de la Muela del Buitre, en Alpuente.
Dentro de esta amplia comarca destaca la subcomarca denominada “Alto Turia”, constituida por un total de cinco municipios mancomunados (Aras de los Olmos, Benagéber, Chelva, Titaguas y Tuéjar), y que debe su nombre al profundo cañón que forma el río Turia a su paso por estas sierras.
Estas comarcas “pobres” del interior valenciano poseen un patrimonio natural rico y variado, que permite disfrutar de prácticamente cualquier tipo de actividad al aire libre. Sin embargo, las instalaciones destinadas a este tipo de actividades todavía son muy escasas y no puede hablarse de un sector turístico bien desarrollado.

Chelva
El nombre Chelva proviene de la época romana. Llamada entonces Silva, cuyo significado en latín es bosque o selva, y que derivó filológicamente en Chelva. Sus orígenes se pierden en la edad del bronce. Esta tesis ya fue respaldada por antiguos historiadores como: Gaspar de Escolano, Francisco Diago, Florián de Campo, Beuter, Vicente Mares, Madoz, Llorente o Sarthou Carreres.Desde que Plinio el Viejo nombrara a Chelva como Silva en el siglo I d.C., todos los historiadores, geógrafos, botánicos, ingenieros, etc., han designado siempre con este mismo nombre al río, valle y pico principal que domina el valle.
Chelva es la capital de la comarca de Los Serranos. Dista unos 68 Km. de Valencia por la CV-35 (Valencia-Ademuz).
Posee una población de unos 1938 habitantes (IVE, 2006), algo más del 90% localizada en el casco urbano de Chelva y el resto en las siguientes pedanías y núcleos habitados: Villar de Tejas, Ahillas, Alcotas, Mas de Caballero, Mas de Sancho y El Cerrito. Otras aldeas ya abandonadas son: Bercuta, Benacacira, Arquela, etc. Esta población es muy estacional y las variaciones a lo largo del año son importantes.
El término municipal ocupa una superficie de unos 190 Kilómetros cuadrados. Se encuentra surcado por los ríos Chelva, que pasa al sur del casco urbano, y Turia más hacia el sur. El primero forma una fértil vega, mientras que el segundo presenta un encajonamiento que hace difícil su cultivo. El resto del término presenta formaciones montañosas bastante abruptas, pertenecientes al Sistema Ibérico y dentro de éste, a los Macizos del Javalambre y Sierra de Utiel. Podemos también destacar la Sierra de Alcotas y el Pico del Remedio.
El clima predominante es el mediterráneo de veranos cálidos e inviernos frescos, de carácter semiárido.
En el término se presenta una importante masa forestal, que ocupa algo más de 14.000 has de propiedad en su mayoría pública, patrimonial del Ayuntamiento, y declarada de Utilidad Pública.
La superficie agrícolaocupa unas 6.000 ha, de las que aproximadamente 300 has son de huerta y regadío. El resto son cultivos de secano, principalmente de olivo, almendro, vid, etc.
El ayuntamiento de Chelva en su página oficial (http://www.chelva.es/) ha elaborado un mapa muy interesante de la población, en el que se puede pulsar en una serie de puntos de interés para ver fotos del casco urbano. Lo tenéis en el enlace “recorrido fotográfico“.
Que visitar
Venir a visitar Chelva es disfrutar de su clima, de su paisaje,de su gastronomía, de sus gentes, de su cultura, de sus fuentes y de un sinfín de particularidades difíciles de enumerar y que definen en suma este pueblo y su entorno. No debemos de tener prisa y, aunque lo pretendemos, nunca tendremos bastante con undía para ver todo lo que Chelva y sus alrededores tienen para enseñarnos.
Haciendo un resumen rápido de lo que podemos encontrar en su casco urbano, merece la pena destacar: Antiguo Ayuntamiento (XVI), Iglesia Arciprestal de Nuestra Señora de los Ángeles (1626-1702), restos de la muralla árabe,Palacio de los Vizcondes de Chelva, Ermita de la Santa Cruz, Ermita de la Soledad, Ermita de los Desamparados (1658-1662), Ermita del Monserrate (XVII),Reloj del campanario de la iglesia (1887), barrio judío del Azoque, barrios árabes del Arrabal y Benacacira, casa natacilia del Padre Vicente Mares Martínez (1633-1695), casas solariegas en la calle Caballeros, etc. Os recomendamos visitar para más información el recorrido propuesto por nuestros amigos de la “Fénix Troyana” o bien pasaros por el Ayuntamiento y pedir información.
En los alrededores de Chelva podemos encontrar monumentos diversos, algunos de gran calidad y singularidad. A continuación haremos un repaso rápido que en futuro iremos actualizando y mejorando, según veamos el interés que despierte:
  • El Calvario, con la Ermita de San Sebastián, el Vía Crucis y unhorno de alfarería del XVIII, al norte, por la carretera de Ahillas.
  • Fuente La Gitana. Fuente próxima al casco urbano, en un bonito rincón, con un interesante azulejo valenciano y en el que dice la tradición “que aquella moza en edad de merecer que beba de todos sus caños se casará antes de un año” … ánimo. Al norte y a la izquierda, por la carretera de Ahillas.
  • La Torrecilla. Antigua torre de vigilancia y defensa, situada en un altozano próximo al pueblo. De posible origen ibérico, ha sufrido diversas transformaciones, en época árabe, hasta la última modificación, en las guerras carlistas del XIX, donde Chelva fue centro carlista destacado. Actualmente se ha restaurado y excavado su entorno. Al norte y a la derecha, por la carretera de Ahillas y la pista de Peña Cortada.
  • El Convento de Franciscanos de Chelva (*1373-†1835) dicen que es el primero de esta congregación asentado en España, aprovechando unas cuevas que hay en la zona del viejo convento. El actual edificio data del XVIII y fue desamortizado, junto a otros bienes de la iglesia, en el siglo XIX. El estado actual del edificio es lamentable y en cualquier momento puede amenazar ruina irremediable. Se ubica en un paraje muy bonito, al pie del Barranco del Convento, y dispone de unas amplias terrazas de cultivo, huerta y un poco de pinar. En la parte superior hay una gran balsa de agua para regar, en un paraje muy umbrío y hermoso. Se accede desde el camino asfaltado que baja al Molino Puerto. Aquí y ”archivo convento en formato pdf” tenéis más información.
  • Plaza de Toros (1909). Una de las pocas plazas de toros de la provincia, y según se dice, contemporánea de la de Requena (a foro 1630 personas). Demuestra la presencia de este coso la importancia de la villa a finales del siglo XIX.
  • Acueducto romano de la Peña Cortada. El conjunto está declarado Bien de Interés Cultural. Es un acueducto romano de época imperial (II d.C.) que discurría desde El Azud de Tuéjar hasta probablemente Chulilla o Villar. Se sigue estudiando su trazado, que actualmente todavía está en gran parte en funcionamiento, ya que la Acequia Mayor coincide con el trazado del antiguo acueducto. Para cruzar los diferentes barrancos, y en especial la Rambla de Alcotas, se hicieron grandes pasos sobreelevados, algunos de ellos muy destacados, como el que se encuentra próximo a la Peña Cortada (Calles). La Peña Cortada es un gran tajo en roca que da acceso a una zona de túneles muy interesante y curiosa, que recomendamos visitar. Su acceso es sencillo y bien señalizado desde Chelva, a través de un camino de tierra pasada la Plaza de Toros y hacia el este.
  • Pico del Remedio (1053 m). Es el pico que domina la población de Chelva, al norte. No es la montaña más alta del término, pero es interesante su visita, ya que tiene buen acceso y una estupenda panorámica de la comarca. Su perfil destaca sobre el horizonte y está siempre presente en el paisaje chelvano.
  • Santuario y Hospedería de Nuestra Señora del Remedio, es la ubicación de la patrona de Chelva y en honor a la cual se celebran la fiestas locales de agosto. Es un lugar tranquilo para descansar y disfrutar un poco del paisaje. Hay una zona preparada para cocinar, un bar y una fuente abundante.
  • El término posee varias aldeas habitadas, entre las que podemos destacar: (norte) Ahillas, Mas de Aliaga, Alcotas, y (sur) Villar de Tejas, El Cerrito, Mas de Caballero y Mas de Sancho. Son núcleos pequeños, utilizados algunos de ellos como segunda residencia que no han perdido el sabor añejo a épocas menos afortunadas y donde la gente debía desplazarse periódicamente a atender las tareas del campo. Otras aldeas ya abandonadas son: Bercuta, Benacacira, Arquela, etc. También existen mases de labranza dispersos por todo el monte, como son: El Mozul, La Mozaira, Zae, Casas del Alto, Mas de Pinar, Mas de Tiero, La Atalaya, Mas de Alonso, etc., etc.
  • Las ramblas y barrancos son abundantes, como corresponde a una zona surcada por dos grandes ríos (Chelva y Turia o Guadalaviar o Blanco). Destacamos las ramblas de Arquela y Alcotas.
  • El conjunto de la Rambla de Alcotas y el Pico del Remedio son un escaparate a la diversidad geológica de la Comunidad Valenciana, ya que vamos a encontrar representadas en sus laderas la práctica totalidad de sustratos. Merece destacar las pizarras esquistosas presentes en la Rambla de Alcotas y sobre las que hace años se quiere abrir una mina a cielo abierto (otra) para la obtención de pórfido, que es una roca formada a partir de la solidificación del magma volcánico. Sin comentarios. Estas pizarras son las únicas representantes del Paleozoico que vamos a encontrar en la Comunidad Valenciana.
  • En los alrededores de Chelva, al sur y al este, existen más ermitas, como la Ermita del Loreto (XIV) y la Ermita de San Cristóbal. La primera está en un hermoso paraje de huerta, mientras que la última tiene una buena vista del pueblo y el pico del Remedio desde el sur.
  • El río Turia cruza el término de Chelva formando un estrecho y profundo cañón, accesible tan sólo en unos pocos puntos. El más rápido y próximo al pueblo esPuente Barrequena, donde un área recreativa nos permitirá disfrutar del paisaje y el río. Si seguimos por el camino arriba podríamos llegar a Benagéber.
  • El Embalse de Benagéber es un lugar destacable por su belleza. Este embalse está construido en un valle abierto dentro del cañón del Turia, donde antiguamente se situaba la población original de Benagéber. La primera piedra del embalse la puso Francisco Largo Caballero en 1933, siendo entonces denominado “Pantano de Blasco Ibáñez”. La Guerra Civil (1936-39) paralizó los trabajos, que se reiniciaron en 1941, pasando a denominarse “Embalse de San Bartolomé” y se utilizó mano de obra forzada, procedente de los campos de prisioneros, entre otra. En su inauguración (mayo de 1952) pasó a denominarse “Embalse del Generalísimo”, en homenaje al entonces Jefe del Estado, Francisco Franco, quien presidió personalmente la ceremonia de inauguración, a la que asistieron, además de las autoridades valenciana, el Tribunal de las Aguas de la Vega de Valencia y la Banda Primitiva de Llíria. Esta denominación de “Embalse del Generalísimo” se ha mantenido hasta hace bien poco, cuando al fin se ha decidido hacer justicia y otorgarle el nombre del pueblo que dio su vida para poder construir el embalse, pasando a denominarse “Embalse de Benagéber”.
El embalse se encuentra a unos 7 Kilómetros del casco urbano, tiene capacidad para almacenar 228 millones de metros cúbicos. La altura de la presa es de 110 metros sobre cimientos y 90 sobre el cauce del río. La anchura en su coronación es de 10,50 metros. La longitud del túnel de desvío es de 492 metros, y la superficie de la cuenca suma un total de 4.200 Kilómetros cuadrados. Si quieres conocer su estado, nivel de agua almacenada, etc., consulta aquí.
  • Próximo al embalse podemos disfrutar de un paraje de singular belleza, como es Barchel, donde puede disfrutarse del río Turia y de unas bonitas cascadas sobre piedra toba (o tosca, como se dice por aquí). Cruzado por el sendero GR-7, que pasa el Turia a través de un puente colgante de madera, su acceso puede realizarse desde la aldea de Bercuta por el itinerario del GR-7 o bien desde la presa de Benagéber por una pista de asfalto al principio, que no tiene ningún desnivel y dispone de varios miradores impresionantes. Muy recomendable la visita si se dispone de tiempo.
  • Otro lugar interesante para visitar es elEmbalse de Loriguilla, próximo a la población de Chulilla. Este embalse desplazó a los habitantes de las poblaciones de Loriguilla (actualmente queda del pueblo laiglesia, la escuela y el cementerio) y Domeño (derribado definitivamente allá por 2001 y del que no queda más que el castillo en su emplazamiento original, en la confluencia de los ríos Turia y Chelva.
  • Las alturas más destacadas del término son el pico de La Atalaya (1.157 m), en el camino hacia Villar de Tejas desde Chelva y próximo a la población de Benagéber y el Cerro de la Nevera (1.205 m) al norte, próximo a los términos de La Yesa, Andilla y Abejuela (ya en Teruel).